Busqué al Señor, y él me oyó, y me libró de todos mis temores.
Salmo 34:4

    Domingos:
  • Estudio Bíblico 10.00 h.
  • Preparación Líderes de Grupos Familiares 09.45 h.
  • Culto de Adoración 11.00 h.
    Viernes:
  • Grupo de Jóvenes / Ensayo coro 19:30h.

Titular

Quizás a veces, ante una dificultad, una decepción o una prueba, decimos o pensamos: «No tengo a nadie, no hay quien me ayude, nadie que me comprenda... nadie que me ame».

Mediante esta frase podemos expresar nuestra soledad o incluso nuestro rencor hacia los demás, pero reconocemos sobre todo nuestra impotencia: necesitamos ayuda.

leer mas